Teléfono Reclama – 11889

Numerosos hoteles de Valencia valoran tomar acciones legales contra el Ayuntamiento para reclamar las tasas impuestas durante los meses que estuvieron inactivos

La patronal hotelera Hosbec ha criticado duramente el pasado lunes 30 de noviembre la «insensibilidad y el desprecio» del Ayuntamiento de Valencia -encabezado por Joan Ribó (Compromís) en coalición con los socialistas- a la industria hotelera, al incrementar el Impuesto de Actividades Económicas a los hoteles en un 20% justamente «en el año de menor actividad económica de la historia» por culpa de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus.

Debido a esta situación, los hoteles valencianos valoran tomar acciones legales para reclamar los impuestos y tasas que han pagado durante los días que estuvieron inactivos.

«Mientras la industria hotelera se encuentra en una de las situaciones más críticas de su historia» debido a la pandemia, «el equipo que gobierna el Ayuntamiento de la ciudad no solo no ha revisado o reducido las tasas e impuestos municipales, ni tampoco ha estudiado ninguna compensación o bonificación, sino que ha hecho todo lo contrario, aumentando los principales tributos durante este 2020», lamenta Hosbec en un comunicado.

Tras diversas «reuniones fallidas» con representantes del consistorio, diversos de los establecimientos de HOSBEC Valencia han realizado acciones legales para reclamar los impuestos y tasas pagados durante el tiempo en el que estuvieron totalmente inactivos. Y el resto de empresas también están valorando iniciar este tipo de reclamaciones ante la «sorpresa» de recibir liquidaciones de impuestos con un coste un 20% superior al del pasado año, aclara el comunicado.

hoteles de valencia
Foto de Vintage creado por mrsiraphol – www.freepik.es

Impuestos como el IBI se han incrementado en un 12,51% en 2020, resultando para un establecimiento medio un gasto de 149.132,21 euros, frente a los131.940,07 euros de 2019. El Impuesto de Actividades Económicas (IAE), también ha subido más de un 20%.

Todo esto «en un año que puede catalogarse como el peor de la historia para la hotelería valenciana», en el que la continuidad y viabilidad de muchos de los establecimientos «pende de un hilo», aclara Hosbec.

Como dato de referencia, además del cierre total durante el periodo de confinamiento, a fecha 17 de noviembre había únicamente un 62,3% de las plazas abiertas en Valencia, con cerca de un 40% de los hoteles de la ciudad cerrados, según datos de Turisme Comunitat Valenciana.

Por otro lado, otros sectores del turismo sí han tenido algunas ayudas, mientras que el sector hotelero no ha recibido «ningún tipo de apoyo por parte del Ayuntamiento», cuando en otras ciudades de España si que se han realizado reducciones de impuestos o bonificaciones, lamenta la patronal hotelera.

Más consideración en otras ciudades

Por ejemplo, en Alicante y Sevilla se instauró la exoneración de la tasa de basuras durante el segundo trimestre, que conlleva un impacto económico aproximado de 1,5 millones de euros en el caso del sector hotelero sevillano. Además, Alicante amplió la posibilidad de fraccionamiento del IBI y de la Tasa de Basuras de forma mensual hasta febrero de 2021 y ha mantenido la rebaja del 5 por ciento del IBI aprobada en las cuentas de 2019.

El Ayuntamiento de Benidorm, por su parte, va a dar una bonificación del 25% en la tasa de basuras y valora la posibilidad de rebajar otros impuestos y tasas para permitir la supervivencia de sus empresas.

En Córdoba se indultó la tasa de basuras durante los meses de mayo y junio, y en Madrid se aplicó una reducción del 25% en el IBI y el IAE durante el Estado de Alarma. Granada aprobó la exoneración de la tasa de basura y terrazas durante el Estado de Alarma, lo cual resultó en un impacto económico de 1.600.000 euros. En la localidad mallorquina de Calvià, se redujo la tasa de basuras en un 50%, y se aprobó el aplazamiento del pago del Impuesto de Bienes Inmuebles del sector productivo hasta un 50%.

En Canarias, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria aceptó exonerar a empresarios y ciudadanos de ocho tasas sobre la actividad económica, así como alargar hasta diciembre el pago del IBI, el Impuesto de Vehículos, Vados y Actividades Económicas (IAE).

«Todos estos ejemplos muestran que hay otras vías para poder afrontar este problema, vemos como muchos ayuntamientos están ofreciendo diferentes tipos de ayudas a empresarios y al sector hotelero», valoran desde Hosbec.

«Tras las numerosas solicitudes, estas no han recibido ninguna respuesta por parte de la Administración, la aplicación férrea de un aumento impositivo aprobado con unas condiciones radicalmente diferentes a las actuales, lo que evidencia una total falta de sensibilidad ante esta dura situación», insisten desde la patronal.

Los Ayuntamientos que argumenten «imposibilidad legal» para poner en marcha este tipo de medidas lo hace sabiendo que la Ley de Haciendas Locales en su artículo 74.2 deja que «los ayuntamientos a través de la ordenanza podrán regular una bonificación de hasta el 95% de la cuota íntegra del IBI a favor de inmuebles en que se desarrollen actividades económicas que sean declaradas de especial interés o utilidad municipal por concurrir circunstancias sociales, culturales, histórico artísticas o de fomento del empleo que justifiquen tal declaración», puntualiza.

«Desde HOSBEC no imaginamos una circunstancia más excepcional que la actual pandemia y crisis sanitaria que golpea al turismo como causa para justificar esta bonificación», finaliza así el comunicado.

Deja un comentario